Aquelarre Feminista

Florecemos en todos los rincones

Hoy lloré muchas veces en el día
Este cuerpo está sucio me digo
Hay un color a culpas desconocidas
Un sabor a podredumbre adentro que no cesa
Siento que he hecho algo malo y no lo
reconozco
El silencio es un amigo que desentiende las
fechas y las horas
Doy vueltas en este espacio incoherente que
es mi cuarto
Mi cuerpo convulsiona en el piso
Sueño que soy bañada por mi madre y una
enfermera
¿De dónde viene el desasosiego que prefiere
abandonarse a la tristeza?
A la rabia se le ha borrado el rostro
Todo lo que poseo son fantasmas
Construcciones sin escaleras pasamanos
Ventrículos rotos desparramando la savia de
mi centro
Este dolor en las manos que se entumen
Dos garfios han crecido
Este cuerpo mío es un tumulto de palabras
inconexas
Adolorido hasta la médula
Roto como un barco que no zarpó al
horizonte y se quedó hundiéndose en la orilla
Que me trague el mar completa

Que el aullido de mi boca por fin salga
Que no me toquen si no habrán de amarme
Esta desesperación lleva zurcida mis
articulaciones
Esta rigidez se nombra olvido de mi misma
No sé de quién es este dolor que expío
Escojo siempre el camino más Tortuoso
Un ancla hundida en la desdicha
Un árbol que colecciona sufrimiento
Esclavitud se llama también esto que yo
nombro

Marina Ruiz




This article has 1 Comment

Responder a RICHARD Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *